La gestión eficaz de deudas pasa por empezar revisando bien los ingresos y gastos percibidos con el fin de analizar qué está sucediendo y conocer qué pasa con las deudas antes de tomar decisiones. Se debe conocer los gastos que hay y las deudas que existen para realizar el plan de acción efectivo.

Algunos consejos para gestionar deudas con eficacia:

  • ¿Cuántas deudas hay? ¿Qué cantidad suman? Son algunas de las preguntas que se deben responder. Mejor anotar en un papel todos los datos de las deudas que se tienen. Conviene hacer un calendario de pagos.
  • Las primeras deudas de préstamos que se deben pagar son aquellas que tienen mayores comisiones porque así quedan las deudas con menores comisiones, más fácilmente afrontables.
  • También se puede plantear asumir las deudas urgentes que se pueden pagar o aquellas con las que se cancela la deuda tras el pago, las más reducidas para así aligerar algo más la carga. Hay que evitar a toda costa que la deuda crezca, se trata de tener cada vez menos cargas que afrontar.
  • Nunca se debe asumir una deuda para pagar otra. En algunos casos puede ser interesante para cambiar las condiciones a unas mejores, pero no suele ser lo recomendable.
  • Reagrupar deudas y conseguir unas mejores condiciones es una buena idea para afrontar las deudas que se tienen, por ello es bueno intentar negociar. Si se reagrupan con la hipoteca se puede acceder a unas comisiones más ventajosas, aunque esto es algo que se debe estudiar antes de tomar cualquier decisión.
  • Negociar es la clave para poder afrontar deudas cuando no se tiene la capacidad económica para asumirlas como se debería.
  • Si algún cliente no ha pagado, es momento de empezar a presionar para cobrar y así poder afrontar las deudas existentes.
  • Unas cuentas saneadas son la clave para seguir adelante, por lo que hay que aplicar todas las estrategias disponibles para ello. Buscar todas las formas posibles de ahorrar es importante.
  • Conviene llevar un registro de gastos, ingresos, inversiones y pago de deudas. Un registro de todo para conocer mucho más el dinero que llega y a dónde se va y qué se puede hacer con él, para estar al tanto mucho más de la situación financiera.

Controlar las finanzas, optimizarlas y ahorrar gastos son buenas ideas para obtener una mayor liquidez con la que afrontar los pagos que se debe realizar, tanto para pagar deudas existentes como para no acrecentarlas. Solo así se puede evitar caer en un círculo vicioso del que es difícil salir.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies