Gestionar cobros y pagos es una actividad muy importante para todos los negocios, y por ello es recomendable que, ya se sea empresa o autónomo, se cree una política de pagos empresarial y se lleve perfectamente a cabo.

Son muchas las personas que piensan que esto no es un aspecto importante, que lo pueden hacer de cualquier forma y en cualquier momento, así que ni se preocupan por ello y acaban teniendo problemas con ello al pagar de más innecesariamente, retrasar sus pagos o teniendo una mala imagen por descuidar los pagos.

Algunos consejos para gestionar pagos de forma más eficiente son:

  • Negociar con proveedores las condiciones de pago, así como también los precios en caso de compras más elevadas.
  • Hacer previsiones de pagos, teniendo en cuenta también los cobros, para saber el dinero que se va a necesitar para afrontar los pagos y reservarlo (no todo lo que entra en caja son beneficios)
  • Tener en cuenta, además de los pagos fijos que se deben hacer, los que se hacen de forma puntual.
  • Cambiar los vencimientos de pago a proveedores para pagarles a todos en la misma fecha, ya que esto permite gestionar mucho mejor los pagos.
  • Es conveniente realizar los pagos a tiempo para evitar intereses, comisiones o gastos por demora. Sin embargo, para contar con más liquidez en caja puede ser interesante dejar pagos para última hora.
  • Utilizar una herramienta o aplicación para gestionar los pagos, indicando los pagos que hay que realizar y anotando cuándo se han hecho.
  • No solicitar préstamos a menos que sea estrictamente necesario o el uso de esta cantidad solicitada pueda beneficiar mucho al negocio.
  • Si se tienen préstamos o créditos es lo primero que se debe pagar, sobre todo teniendo en cuenta que los intereses por retraso en el pago pueden ser muy elevados.
  • No olvidar el pago de los impuestos correspondientes dentro de su plazo.
  • Hacer un control de los pagos para que no se pase ningún pago.
  • Es bueno tener un método de pago eficiente, o varios en caso de ser necesario.
  • Se pueden utilizar recursos como los cheques, los pagarés, las órdenes permanentes, pagos sobre cuenta, etc (tener en cuenta que algunas empresas pueden confirmar información financiera para asegurarse de la capacidad de pago en caso de utilizar alguno de estos recursos).
  • Si no se puede pagar algo a tiempo, intentar negociar una nueva fecha de pago y/o condiciones.
  • Controlar las cuentas para evitar la economía de la empresa flaquee al tener que realizar más pagos que cobros.

Muchos de estos consejos sirven también para gestionar cobros en un negocio. Lo importante es estar al día en lo que se refiere a cobros y pagos, tanto por la buena imagen del negocio como para tener una economía saneada y eficiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies