Uno de los principales problemas a los que se enfrentan las empresas y autónomos en el ejercicio de su actividad es la falta de financiación, o las pocas ofertas que hay al respecto en la actualidad.

Hasta ahora, las empresas recurrían a las entidades bancarias para financiarse y era raro el caso en que esta solicitud no fuera aceptada. Otras acudían, y aún siguen haciéndolo, a empresas privadas de financiación por su dificultad para acceder a financiación de forma convencional en los bancos, o por tener alguna deuda o mal estado crediticio. Desde hace ya tiempo, los préstamos ICO son una solución para pymes y autónomos que necesitan financiación.

En la actualidad, mostramos 10 de las muchas nuevas formas de obtener financiación para empresas:

  1. Micropréstamos, préstamos de bajas cuantías que se reciben en muy poco tiempo y con un tiempo de devolución corto.
  2. Crowdfunding, financiación para proyectos que están empezando y no se ajustan a los estándares que tienen los sistemas de financiación tradicionales, pero que pueden tener mucho potencial y por ello se reúne a varias personas dispuestas a dar fondos para este proyecto o empresa. También es de destacar el crowdlending o crowdinvesting, otras modalidades de crowdfunding.
  3. Financiación por parte de empresas de capital riesgo, mediante la cual estas empresas dan capital financiero a startup con mucho potencial y riesgo en su fase de crecimiento.
  4. Business angels, figura que se refiere a personas que están dispuestas a apoyar un nuevo negocio con dinero (o de otras formas) a cambio de una parte de los beneficios si el negocio funciona bien.
  5. Capital semilla, para empresas constituidas con un producto importante o novedoso aportándoles el dinero que necesita en el inicio y puesta en marcha de ese proyecto.
  6. Leasing, para comprar algún activo pagándolo como si fuera un alquiler (con opción de compra). En el renting se alquila un bien y pasado cierto tiempo se puede cambiar por otro nuevo.
  7. Factoring, dejando que un tercero gestione las facturas pendientes para su cobro.  En el lado opuesto está el confirming, solicitando que una entidad pague una factura adecuada a cambio de su posterior pago e interés.
  8. Descuento de pagarés, para financiarse a corto plazo por falta de liquidez cobrando el pagaré antes de su vencimiento a cambio de una comisión.
  9. Sociedades de garantía recíproca, pensadas para facilitar el acceso a financiación a pymes aportando avales que mejoren su posición financiera.
  10. Subvenciones sectoriales y económicas, solo hay que estar al tanto de su posible existencia para aprovecharse de ellas.

Como podemos ver, hay muchas nuevas fuentes de financiación para empresas, además de las ya mencionadas, por lo que es importante conocerlas, ver cuál es la que más se adapta a las características y necesidades de cada negocio e intentar aprovecharlas cuando se requiera ya que en muchas ocasiones son imprescindibles para el crecimiento o incluso la supervivencia de una empresa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies